Detector de Metales

Descripción

Detector ferromagnético MagScan 100 de Gutermann AG para la localización de metales como válvulas, arranques, tuberías, tapas metálicas y también cables eléctricos bajo suelo o en las paredes. Ideal para labores de reparación de matrices y conducciones de agua.

El MagScan 100 de Gutermann AG es un detector de metales especialmente diseñado para detectar el campo magnético de un objeto metálico, proporcionando una señal más fuerte en el borde del tubo, válvula o tapa metálica, lo que permite al operador marcar la forma del objeto localizado.
Cuando se hace el seguimiento de una tubería de metal ferroso, la válvula u objeto metálico puede ser localizado mediante el aumento de la intensidad de la señal emitida por el detector.

Adicionalmente, este equipo también Detecta Cables Eléctricos, emitiendo una alarma.

 Más Información

Especificaciones

Características del Producto:

  • Tuberías de  hierro fundido de 100 mm pueden ser localizadas en profundidades de hasta 1,8 metros.
  • Las válvulas de hierro pueden ser localizadas a profundidades de hasta 2 metros.
  • Las tapas de válvulas pueden ser localizadas a profundidades de hasta 600 mm.
  • Las tapas de hidrantes pueden ser localizadas a profundidades de hasta 800 mm.
  • Tambores de acero pueden ser localizados a profundidades de hasta 3 metros.
  • Siendo un localizador magnético, el MAGSCAN 100 detecta los cambios en el campo magnético, esto permite al operador para marcar la forma del elemento localizado, por ejemplo, una cubierta de alcantarilla redonda, un tanque rectangular, una cubierta rectangular de un hidrante o la válvula en una tubería.
  • Detectar sólo metales ferrosos impide que el operador pierda el tiempo persiguiendo metales no ferrosos cuando están dedicados a la búsqueda de tuberías de acero, accesorios, tapas y válvulas.
  • Efectivo a distancias mucho más profundas que cualquier detector estándar de metales.  El localizador magnético es capaz de localizar objetos grandes, como tuberías y tanques a una profundidad de 3 metros.
  • Cuando un objetivo está situado en las proximidades de un cable eléctrico con corriente circulante, el tono cambia a un “gorjeo” para alertar al operador del riesgo por bajo tierra antes de la excavación.
Descargar Brochure